0

Los GPS también indican mal.

Publicado por el .

A veces las nuevas tecnologías pueden tener su parte negativa y así ocurre en Creixell, un vecindario de la zona de Borrassà en el Alt Empordà.

En esta zona los vecinos se quejan por los daños que los camiones y autocares provocan en la zona tras quedar atascados en un puente, allí han roto pilares y canaleras por intentar pasar a la fuerza en la zona.

Y todo ello porque los conductores siguen la ruta que marcan los navegadores de GPS pero hacen caso omiso o incluso no ven las señales que prohíben el paso de coches de mas de siete metros de largo y 2m5 de ancho y cuando se dan cuenta del error ya no pueden dar marcha atrás.

Durante estos dos últimos años se han atascado en la zona unos diez vehículos, con los consecuentes destrozos en el mobiliario urbano, como por ejemplo canaleras, paredes o pilares. Ahora el ayuntamiento de la ciudad pondrá señales de color fluorescente para hacer mas visibles las restricciones.

Como podemos ver, las indicaciones no son siempre fiables y pueden llevar a lugares no deseados, este es un caso claro de los problemas que pueden causar las indicaciones del GPS.

Además esta vía es bastante transitada ya que une la zona con la N-II y en caso de que se tenga que cortar porque un camión o un autobús se han quedado atascados no tiene otra solución que esperar que salga por si solo o pedir ayuda. Si sale por si solo las maniobras deben ser realizadas al milímetro para poder salir.

Cansados de esta situación los vecinos de la zona han decidido mandar una carta vía e-mail a la empresa TomTom para que modifique los datos y le pongan solución.

Te puede interesar

Escribe un comentario